Madre Migrante

Lange-MigrantMother02

Si existe una imagen que refleje la desesperanza de tantas familias norteamericanas durante la Gran Depresión es la magnífica foto de Dorothea Lange (1895-1965) titulado Madre Migrante, que retrata a  Florence Owens Thompson. “Vi y me acerqué a la famélica y desesperada madre como atraída por un imán. No recuerdo cómo expliqué mi presencia o mi cámara a ella, pero no me hizo preguntas. No le pedí su nombre o su historia. Me dijo que tenía 32 años y que habían vivido de vegetales fríos de los alrededores y pájaros que los niños mataban. Acababa de vender las llantas de su coche para comprar alimentos. Ahí estaba sentada reposando en la tienda con sus niños abrazados y parecía saber que mi fotografía podría ayudarla y entonces me ayudó…”.

Esta imagen ha generado más reflexión años después que cuando fue tomada como ocurre con todas las crisis económicas,  incluida la actual. Este retrato es la primera gran manifestación de la fotografía social. (Fernando García de Cortázar en su libro “Las fotos que hicieron historia” publicado por JdeJ Editores)

Dorothea Lange (1895-1965, EE.UU.) se llamaba Dorothea M. Nutzhorn, pero adopta el apellido de soltera de su madre. A los 7 años padeció poliomelitis. Estudió fotografía en Nueva York. En 1920 se casó con el pintor Maynard Dixon con quien tuvo dos hijos. 15 años y después de su divorcio, contrae matrimonio con Paul Schuster, economista especializado en temas agrarios y profesor de la Universidad de California. Juntos recorren el país, estudiando y ella reflejando en sus reportajes las lacras de la Gran Depresión. Viajaba siempre con su cámara “Gráflex”. Algunas de estas imágenes forman parte de la Muestra permanente del Congreso de los Estados Unidos.

Dorothea Lange continuó con la fotografía. En 1972 el Museo Whitney utilizó sus fotos en una exhibición en la que se resaltaba el internamiento de los japoneses estadounidenses en campos de concentración durante la Segunda Guerra Mundial. Algunas de estas fotos habían sido censuradas años antes por el ejército norteamericano.

Etiquetas: , ,

Comentarios

  1. Ignacio Elosúa dice:

    Siempre al ver esta foto me llama la atención que un día la pobreza se vistiera de rubio.
    Hoy en día estamos acostumbrados a las carencias en oscuro.

    • I countenance, I make not been on this webpage in a endless time? withal it was added feeling to see It is such an vital content and ignored by so numerous, alter professionals. I thank you to service making grouping more alive of practical issueExcellent whatsis as exemplary.

  2. Mar dice:

    Me ha hecho pensar tu comentario. Seguro que te gusta la fotografía en blanco y oscuro o la poesía de Neruda

  3. J. E dice:

    Me ha encantado conocer la historia de esta foto. No imaginaba que se trataba de un reportaje de Dorohea L.

  4. Para mí una de las cosas que más me fascina de Dorothea Lange es la cercanía a la gente, y además parece que no esté. En las fotos no se intuye al fotógrafo, muchas veces es como una sombra sensible que se mueve por todos los rincones y muchas veces rodeada de crisis.
    Genial!!!

Responder Cancelar respuesta

*