Javier Camacho, fotografía y pasión ante el Everest

Prácticamente estuve toda la noche haciendo fotos, sobre todo para captar la manera en que se iluminaba la zona del Everest con el movimiento de la luna

Supongo resulta un privilegio estar delante del Everest bajo luna llena. Aunque ante una imagen así las palabras se queden cortas, nos gustaría conocer el contexto y la historia de esta foto.

Ciertamente fue muy apasionante ver el Everest desde tan cerca y sobre todo poder fotografiarlo. Era una foto que venía buscando  desde hacía mucho tiempo y detrás de ella hay mucho esfuerzo, trabajo y pasión. Llevo desde los 8 años haciendo montañas y  muchas ascensiones a los Pirineos, los Alpes, después Alaska, Andes y por último el Himalaya.

El año anterior al que hice la foto, había estado también en el Himalaya y había ascendido ( sin el uso de oxígeno artificial ni de sherpas de altura ), el Cho Oyu, que con 8201 metros es la sexta montaña más alta de la tierra. Era mi segunda expedición a esta montaña; en la primera llegué hasta los 7.700 metros de altura, desistiendo por las condiciones atmosféricas.

Estas expediciones, están realizadas  sin apenas medios materiales ni económicos, con un solo compañero y sin ningún tipo de apoyo por parte de institución pública o privada alguna, así que hay años en los que no he podido ahorrar lo suficiente para irme a una montaña de 8000 metros, por lo que decidí embarcarme en una montaña que resultara más ” barata”.

Sin embargo, quería que desde luego, esta montaña tuviera algún tipo de atractivo especial desde el punto de vista fotográfico, ya  fuera bien, por su belleza, o bien por la cultura o forma de vida de las gentes que viven a su alrededor, para montar el audiovisual que siempre suelo hacer. En este caso se tituló ” Sherpas, la vida en el camino “, en este enlace se puede ver un pequeño resumen del mismo.

Ver Video

Pues bien, tras mucho pensar, esta montaña iba a ser el Ama Dablam, una de las montañas más impresionantes del planeta, situado en un marco de belleza incomparable. Aquí lo tendría todo si diseñaba bien el viaje, iba a poder hacer esa foto del Everest que perseguía en mis sueños desde hacía mucho tiempo y me serviría además  para aclimatarme. Hasta allí cargué por mis propios medios, todo el material fotográfico, (unos 12 kg), la tienda de campaña, saco de plumas, hornillo, comida, etc. La foto, al final, casi no salió después de tanto esfuerzo, puesto que nos vimos envueltos, por una espesa niebla que lo tapó todo, justo al atardecer, el momento que buscaba, con tantas ganas.

Así que tras bastante tiempo de espera, -se hizo eterno-, sobre todo por las condiciones, (entre -15ºc y -20ºc  y 5600 metros de altura), empezó a dibujarse el tan ansiado momento. De entre las nubes, de vez en cuando surgía el Everest, el Nuptse y la luna llena, y yo estaba allí viéndolo a través del objetivo de mi cámara.

Prácticamente estuve toda la noche haciendo fotos, sobre todo para captar la manera en que se iluminaba la zona del Everest con el movimiento de la luna, hasta tenerla poco antes del amanecer a mi espalda.

Esta es una de las fotos que ilustra el libro “Mountain, Portraits of High Places” dirigido por Sandy Hill, en el que colaboras con 4 fotografías, junto con varios de los mejores fotógrafos de montaña y paisaje de todos los tiempos, Ansel Adams, Gallen Rowell, entre otros… ¿Nos puedes comentar las características de este libro y por qué la dedicatoria a Anatoli Boukreev?

Bueno es un libro coordinado por Sandy Hill, la multimillonaria editora y alpinista norteamericana, que hizo el proyecto de las 7 cumbres, (la montaña más alta de cada continente). Sandy fue una de las pocas personas que hizo cumbre en el Everest y salió con vida, el día de la tragedia del año 1996, en el que murieron, sorprendidos por una terrible tormenta, 8 componentes de varias expediciones comerciales.

Fue rescatada heroicamente, por el famoso alpinista Anatoi Bourkreev, guía de una de las expediciones. Anatoi falleció unos años más tarde cuando trataba de ascender el peligroso Annapurna, y supongo que por ese motivo, el libro a través de esa foto, ha sido dedicado de forma especial a él, pero en general a todos aquellos que perdieron sus vidas en busca de un sueño ” la cumbre de una montaña”.

Me hace especial ilusión que se haya elegido esta foto, para recordar a los que quedaron en la montaña, puesto que en las faldas de esas misteriosas cumbres que ese encuentran, “entre el cielo y la tierra”, concretamente en el paso fronterizo natural del Nangpa La, (lugar que siempre fue utilizado por las caravanas de yakeros para comerciar con Nepal y por los monjes Tibetanos para ir a ver al Dalai Lama o huir de la represión China ), fueron asesinados en el año 2006, a sangre fría, a manos de soldados chinos, varios peregrinos. Sin duda un bonito homenaje también para ellos.

¿Cuánto tiempo estuviste para hacer este reportaje? ¿Desde qué altura está tomada esta foto que forma parte también del libro?

Esta foto fue realizada en el transcurso de mi primera expedición al Cho Oyu;  está tomada por encima del Campo I de la montaña a unos 6500 metros de altura y la expedición duró 35 dias.

En este viaje perdí el 80% de mis fotos, una verdadera lástima, ya que de esta ocasión han salido bastantes de las imágenes con las que he ganado algunos concursos y  que además me han hecho más conocido en el mundo de la fotografía de alta montaña. A pesar de todo, conseguí rescatar el suficiente material fotográfico como para montar un audiovisual, en el que además de los paisajes que rodean a la montaña, se puede ver la forma de vida de los yakeros tibetanos y de los porteadores de la frontera entre China y Nepal.

¿Amanecer o atardecer?  ¿La fotografía sale al encuentro o hay que ir a buscarla?

Yo soy mucho más de atardecer; me considero un ave nocturna. Me cuesta bastante levantarme por las mañanas ya que suele hacer mucho más frio,  salir del saco de dormir para hacer fotos se convierte en un problema importante.

Me gustan mucho más las luces del atardecer sobre todo cuando el sol ya se ha escondido del todo y empiezan a salir las primeras estrellas. Además luego viene la noche, que también suelo aprovechar al máximo.

Esta foto en concreto, es de un amanecer; se trata del Shivlig un pico sagrado, y forma parte de un audiovisual cuyo título es ” Los Himalayas,  el Ganjes, el Hinduismo y el ciclo de la vida”. Se trata de un trabajo concienzudo en el que buscaba plasmar la relación de la montaña, con el nacimiento del río Ganges, y su paso  por 2 de las ciudades más significativas desde el punto de vista religioso, Haridwar y Benarés.

¿Por qué blanco y negro en esta ocasión? ¿Qué fotógrafos te inspiran más en esta clave?

Mi vida cambió cuando cayó en mis manos, (en el transcurso de un viaje por la Patagonia Argentina), un libro del fotógrafo Sebastião Salgado, y sin duda, él fue quien me inspiró en este tipo de fotos.

Desde entonces siempre he concebido la fotografía social y documental, en blanco y negro. Creo que impacta bastante más y el mensaje que quieres plasmar  llega a la gente de forma mucho más contundente, al eliminarle la distracción que pudiera generar el color. Además en mis trabajos siempre alterno las fotos documentales y sociales en blanco y negro, con los paisajes en color. Quiero crear una especie de dicotomía entre la belleza de las montañas, la naturaleza en su estado más puro, en contraposición con  la injustica, la crueldad del ser humano y la dureza de las vidas de las personas que no son ” tan afortunadas ” como nosotros.

Esta precisamente fue la foto que le llamó la atención a Sandy Hill y la que le hizo ponerse en contacto conmigo; me confesó que le había gustado muchísimo. Al final no salió en el libro por motivos que desconozco.

La fotografía nocturna tiene su misterio y técnica. ¿Cómo preparaste esta foto?

La foto en concreto es de mi segunda expedición  al Cho Oyu, una noche de luna llena, después de haber conseguido la cumbre. No se trata de una foto preparada, en el sentido de que yo no controlaba a la gente que había dentro de las tiendas de campaña, ni las intensidades de sus luces. Es producto de una serie de muchas fotos en las que variaba la exposición; no utilizo el método de exponer para el cielo y para el suelo y juntar las fotos con Photoshop. Lo demás ya sabéis, trípode, cable disparador, creo que filtro degradado suave, y buscar la mejor relación entre diafragma lo más abierto que se pueda según la calidad del objetivo, iso lo más bajo posible y una velocidad lo más ajustada para que no salgan las estrellas muy movidas. Ah sí y muchas ganas de hacer la foto, además de ropa y guantes que calienten muuuuuuuucho.

¿Se podría titular esta foto “El hombre frente al Himalaya?  ¿Quiénes han sido tu referencia en el campo internacional?

La imagen es una de mis favoritas, creo que muestra mucho lo que nos dices, lo pequeñitos y  frágiles que somos frente a esas bellas montañas. Además tiene un alto contenido emocional, puesto que en aquellas bellas paredes de los Merus, perdieron la vida algunos alpinistas a los que conocía.

Mi mayor referente en la fotografía de montaña y paisaje es, ha sido y será  Galen Rowell. Además me inspiro en el trabajo de un  montón de buenos fotógrafos, -muchos de ellos poco conocidos-, que encuentro todos los días en distintas webs de fotografía.

¿Qué lugar te parece el más fotogénico desde el punto de vista del paisaje de alta montaña?

Sin lugar a dudas el lugar más bonito, el sueño de todo alpinista y fotógrafo de montaña es el Baltoro. No conozco otro sitio con mayor concentración de montañas preciosas y míticas, las Torres de Trango, los Gasherbrum, La Torre de Mustang, el Laila Peak entre muchas otras  y como guinda del pastel el K2, la segunda  montaña más alta del planeta y que podemos ver al fondo en esta foto, iluminada por la luz de la luna llena.

Allí estuve recientemente intentando subir mi segunda montaña de 8000 metros, (llegué hasta los 7850 metros) no logrando la cumbre por el viento que había en la arista cimera. Eso sí, el objetivo fotográfico fue conseguido plenamente, me atrevería a decir, que he conseguido hacer uno de los mejores audiovisuales fotográficos de montaña jamás montado en España. Por aquí se puede ver un corto resumen de la proyección ” Broad peak, mucho más que una montaña de 8000 metros”.

Ver Video

Entrevistábamos hace poco a Daniel Jara, ganador de un premio en MontPhoto. ¿Qué esconde la montaña para tener tanto atractivo en todos los aspectos? ¿Qué consejos darías al aficionado a la fotografía de montaña?

Recuerdo que con motivo de esa edición del Montphoto a la que haces referencia, Albert Masó, me preguntó algo parecido. Precisamente esta foto muestra un poco esa filosofía de nuestras vidas, está hecha en el descenso de la cumbre invernal del Elbrus, la montaña más alta de Europa, situada en el Cáucaso ruso.

Ascendí con 39º de fiebre y una gripe terrible, con unas temperaturas cercanas a los -30 ºC, me costó muchísimo bajar y casi tuve que vivaquear al raso. La montaña es una forma de ver la vida, de pensar, es aquello por lo que uno es capaz de arriesgarlo todo, es la esencia de nuestra madre naturaleza, entiendo que es algo difícil de entender para aquellos que no sientan algo perecido.

El mejor consejo para el aficionado a la fotografía de montaña, es tener mucha fuerza de voluntad, una buena preparación psicológica para realizar los esfuerzos necesarios y hacer las fotos en ese entorno a veces tan complicado. Por otra parte intentar tener una gran cultura fotográfica, ver muchas fotos. Actualmente hay gran cantidad de fotógrafos en la red, cuyos trabajos son muy buenos y de los que se pueden ir aprendiendo muchas cosas.

¿Qué proyectos tienes en mente?

Llevo trabajando desde hace ya bastante tiempo, en la idea de intentar publicar un libro de montaña con las mejores fotos de paisaje y de fotografía social de mis expediciones; creo que ya tengo un gran número de fotos de distintas localizaciones y de calidad suficiente, como para darle vida al proyecto y tratar de moverlo y hacerlo realidad.

También me encuentro trabajando en la creación de un gran archivo de imágenes de los lugares más bellos del Pirineo, sobre todo pensando en las localizaciones más fotográficas teniendo en cuenta sus mejores estaciones, sus luces, las mejores horas del día, etc.

En relación a mis proyectos montañeros, este otoño que viene, y si consigo ahorrar lo suficiente, esperaba intentar ascender otra montaña de 8000 metros, no sé si el Shisha Pangma o al Manaslu. Además y en combinación con la expedición, estaba pensando en realizar una especie de viaje especializado para fotógrafos, incluyendo la visita al campo base chino del Everest, después de unos días en Lhasa o en Khatmandú o algo por el estilo.

Curriculum Vitae

Además de diversas publicaciones, proyecciones de audiovisuales y exposiciones, como en el festival de fotoperiodismo del Periscopio en Vitoria,  he obtenido premios en unos 30 certámenes fotográficos, aunque a decir verdad de los que más orgulloso me encuentro, no fueron de fotos premiadas, si no de menciones honoríficas o fotos finalistas,  entre ellas 4 menciones honoríficas en diversos años del Memorial Maria Luisa, mención honorífica en el FOTOCAM, finalista en el Wildlife Photograher of the Year, finalista en el Travel photographer of the year, un primer, un tercer y una votación popular en varias ediciones del Montphoto en los que he participado. Un primer premio y una mención honorífica en el Barrabes de montaña.

Etiquetas: , ,

Comentarios

  1. J.E dice:

    Javier, eres un privilegiado y también un gran fotógrafo. Y comparto esa idea de descubrir nuevos fotógrafos en la red menos conocidos. Pero danos alguna pista…

  2. Mauricio dice:

    Muy bueno tu trabajo, felicidades!

  3. J.Camacho dice:

    Ha sido un placer compartir experiencias fotográficas por esta casa.
    Gracias J.E por tu comentario …
    Hay muchos fotógrafos de paisaje/naturaleza hoy en día, con un nivel muy alto, algunos conocidos y otros no tanto, solo por poner algún ejemplo … pues como digo hay cientos … Xavier Jamonet, Michael Anderson, Alexandre Buisse, Marc Adamus, Chip Phillips, Kevin McNeal, Paul Stefan, Ryan Dyar, Grant Dixon, Jack Brauer, Koveh Tavakkol, Rizwan Saddique, Jason Edlund, Ricardo Lapiettra, etc…

  4. ALMA DELIA FRANCO CACHO dice:

    UN PLACER DISFRUTAR TUS IMÁGENES, SON VERDADERAMENTE HERMOSAS. TE FELICITO Y ADMIRO TU TRABAJO COMO FOTÓGRAFO, ALPINISTA Y GRAN SER HUMANO. MUY GRATO COINCIDIR CONTIGO Y MIRAR A TRAVÉS DE TUS IMÁGENES.

  5. Javier, admiro tu trabajo y tus excelentes imágenes. Sé lo difícil que resulta estar tan arriba, transportar el equipo y ponerse a fotografiar bajo cero y en condiciones muy duras. Siempre he pensado que la “discriminada” fotografía de montaña tiene un valor añadido, un mérito especial. Enhorabuena!

  6. Daniel Jara dice:

    Enhorabuena por el reportaje, Javier. Me ha encantado la entrevista porque aunque yo no sea alpinista, siempre me he sentido fuertemente atraído por la montaña, y me quedaba embobado viendo programas como ‘al filo de lo imposible’. Y al igual que tú, admiro mucho a Galen Rowell. Hace tiempo que vengo viendo tu trabajo, y es realmente increíble el archivo que tienes. No me extrañan los éxitos que estás consiguiendo. Estaré atento a tus próximos proyectos, y deseando ver y disfrutar más fotos tuyas. Un saludo

  7. Una delicia de imágenes tanto por su belleza y su calidad técnica como por el esfuerzo que hay detrás para llegar al sitio (y además acargado con el material) y luego para mantenerse concentrado bajo condiciones extremas para realizarlas.

    La entrevista ha dejado aún más claro tu pasión por la montña y su fotografía a persar de su dureza y los malos tragos que se pueden pasar en la ascensión de ésta, muchas veces peligrosa y jugándose la vida.

    Javier, si lees esto, felicidades. Eres para mi todo un descubrimiento (casi, porque alguna foto tuya si que había visto).

    ¿Alguien sabe si Javier tiene alguna web o blog donde le podamos seguir?

    Un saludo!

  8. zZARÁ dice:

    Haces fotos sorprendentes, fenomenales, llenos de luz y mistério porqué te mueves cerca de los dioses.
    Los aprecio aún más porqué en mi juventud hizo mucho montañismo en los alpes y en los andes. zZ

  9. Amelia dice:

    Stunningly beautiful work!

  10. Muchas felicidades por el reportaje, Javier. Una entrevista estupenda, llevas al observador al limite con cada una de tus imágenes, siendo la fotografia de montaña una de las más difíciles y más a esas alturas. Tienes un archivo de imágenes fabuloso. Un saludo

  11. Angélica Velázquez dice:

    Gracias por deleitarnos con estas imagenes tan extraordinarias, que en lo personal me fascinaron, me llenaron de paz y de tranquilidad, ya que son tomas unicas.
    Felicidades por tu dedicación, pasión, y empeño, que Dios te Bendiga hoy y siempre.
    Saludos desde México
    Anguie.

  12. Julio Vicente Cruz dice:

    Excelentes tomas, te envidio por estar en lugares tan hermosos y capturar toda la magnitud de su belleza con un profesionalismo y gran paciencia para lograr esas tomas. ¡Felicidades!

  13. J.Camacho dice:

    Hace poco que he estrenado blog, os dejo por aquí el enlace
    http://javiercamachogimeno.blogspot.com/ en el he colgado la última noticia de la obtención del primer premio del concurso “paisajes de postal” organizado por QUESABESDE.
    Un saludo.

Añadir comentario

*