De la Antártida a las Cataratas Epupa en África

Isaac Fernández Galisteo, premiado en el concurso “Naturalistes”, presentará su exposición “Antártida” el 1 de febrero

Con esta foto ganas el premio de la XII edición del concurso “Naturalistes” de Girona que convoca la Asociación Naturalistes de Girona. Además de nuestra enhorabuena nos gustaría que revivieras el momento y la pequeña historia de esta imagen.

En primer lugar agradecerte tus comentarios sobre mi premio y a continuación pasaré a comentar el relato de la imagen, ya que cada fotografía lleva consigo una historia que ayuda a comprenderla y a apreciarla de una mejor manera.

Sin duda alguna, una de los animales más hermosos y más escurridizos de África es el leopardo. Tras recorrer varios países africanos en su búsqueda, puedo concluir que el mejor lugar para avistarlos es el Parque Nacional South Luangwa, en Zambia, un auténtico santuario para este felino, no sólo por número de individuos sino también, por la posibilidad de realizar safaris nocturnos y contemplarlos en plena actividad de cacería. Con ese fin llegué a este parque y con el objetivo de realizar fotografías de su cacería para lo que utilicé un todoterreno abierto y unos potentes focos para localizarlo. Tras unos minutos en su búsqueda, apareció de la oscuridad un leopardo en actitud de acecho que no perdía la vista de un grupo de pukus (antílopes zambianos), fue visto y no visto, en pocos segundos se abalanzó sobre uno de ellos y le dio muerte a escasos metros del vehículo. Como es de costumbre, el leopardo es seguido en sus cacerías por las oportunistas hienas que roban la presa al felino, por lo que en la fotografía se ve como el leopardo protege su presa de las hienas que merodeaban por las cercanías y capté el instante preciso en el que el leopardo mira fijamente a la cámara, lo que le da la gran fuerza a esta imagen.

Finalmente, el leopardo no pudo llevarse consigo al antílope que fue devorado por las hienas, momento que aprovechó el leopardo para realizar otra cacería.

Tu próxima exposición estará centrada en La Antártida. ¿Cuánto tiempo en aquel lugar para completar este reportaje? Y tu mejor sensación de aquel periplo.

La próxima exposición que montaré sobre la Antártida titulada “ANTÁRTIDA, ESCENARIO DE FANTASÍA”, estará expuesta en el Museo de Naturaleza del Valle del Alberche, en el Barraco, en la provincia de Ávila, a partir del 1 de febrero y hasta el 30 de abril.

Recientemente, realicé unas de las expediciones más arriesgadas y menos turísticas, pero que a la vez resultó ser la experiencia fotográfica más satisfactoria que he tenido ya que, tener el privilegio de conocer y sobre todo de vivir la Antártida, no tiene comparación en ningún otro lugar de la Tierra, durante 11 intensos días.

En primer lugar, para poder llegar a la península antártica tuve que atravesar el Pasaje de Drake, entre el Cabo de Hornos y las islas Shetland del Sur, el tramo de mar más peligroso. Contrariamente a esta experiencia, la primera vez que me adentré en las aguas de la península antártica, resultaron ser aguas calmadas y relajadas. Nunca se me olvidará aquel momento especial en el que presenciaba el onírico entorno de la Antártida, un escenario que califico de escenario de fantasía.

A continuación paso a describir el momento que más sensaciones despertaron en mí de esta aventura:

De madrugada, pero sin llegar a ponerse el sol debido a la estación estival en la que me encontraba, donde la tenue luz cada vez más intensa entraba por el ojo de pez de mi camarote, me desperté y me dirigí hacia la solitaria cubierta del barco. Una vez al gélido aire libre y contemplando los primeros icebergs y montañas completamente cubiertas de espeso manto de hielo que abarcaban todo mi campo de visión,  tuve la mayor sensación de paz y armonía que he podido sentir jamás en el momento que una ballena yubarta (Megaptera novaeanglia) junto con su cría, aparecieron en la superficie, próximo a donde me encontraba, para respirar y expulsar un soplo de agua, y después desaparecer hacia las profundas aguas. Tras unos instantes embebido completamente en este entorno idílico, comencé a fotografiar el auténtico territorio antártico, donde pequeños bloques de hielo hacían de refugio a reducidas colonias de pingüinos que saltaban del agua y proporcionaban un contraste perfecto al blanco del inmenso paisaje montañoso.

¿Se siente en La Antártida la amenaza del cambio climático?

La comunidad científica encabezado por la SCAR, organismo internacional para la coordinación de la investigación científica en la Antártida, ha publicado estudios en los que describe que el CO2 es un catalizador del calentamiento global, acelerando el proceso del calentamiento global y por tanto la desintegración de las plataformas de hielo y sus casquetes de  hielo asociados, provocando un aumento del nivel marino.

Como experiencia personal, puedo comentar que me llamó mucho la atención como al desembarcar en la península antártica y realizar algunas caminatas hasta algunas bahías bordeadas por inmensos glaciares, a escasos metros de mí, se desprendían en cortos intervalos de tiempo, paredes enteras de los glaciares de más de 50 metros de altura, que me hacían ver, de manera directa, los efectos de este calentamiento global.

En tu blog he descubierto un nuevo lugar: las cataratas Epupa. Nos gustaría compartir la historia de este viaje como fotógrafo.

Una de las rutas fotográficas más interesantes de realizar en los países del Sur de África es la llamada Ruta del Okavango, que llevé a cabo en el año 2008, atravesando Sudáfrica, Namibia y Botswana. Durante este recorrido pude conocer reputados parques nacionales como el Kalahari, Namib Kauflut, Etosha, Chobe, pero de camino entre Angola y Namibia, encontré uno de los tesoros fronterizos naturales más espectaculares, las cataratas Epupa.

Las cataratas Epupa, de difícil acceso, ya que la carretera para llegar hasta ellas es bastante impracticable, por lo que es necesario el uso de un 4×4, dando lugar a un paraje poco frecuentado por turistas, guardando así la esencia africana y siendo el hábitat de una de las etnias más ancestrales y llamativas del continente, los himba. Las aguas del río Kunene se precipitan por un entramado de acantilados bordeados por las características formaciones de los baobabs en un vergel natural dentro de una de las regiones más áridas de África…sin duda, todo un tesoro de la naturaleza.

CV fotográfico:

He ganado el 2º Premio en la XII edición del concurso de fotografía de naturaleza de Naturalistes de Girona, he sido finalista en el certamen del Memorial María Luisa 2011, finalista en el concurso internacional Oasis Photo Contest 2011, finalista en el concurso “Tu foto” de National Geographic. He publicado en revistas como ECOcienciaynaturaleza, Visión Salvaje, Más Viajes, etc., y realizado varias exposiciones por las Casas de Parques naturales de Castilla y León tituladas “Nuestras carroñeras” y exposiciones itinerantes por casas de la cultura de la Comunidad de Madrid de la temática “Antártida, escenario de fantasía”.

He recorrido continentes como África, Antártida, América, Asia y Europa documentando sus paisajes y su fauna, publicado todo ello en mi web y blog www.naturalezavision.net

Etiquetas: ,

Comentarios

  1. J.E dice:

    Fantástica foto Enhorabuena ¿A qué distancia te encontrabas del leopardo? ¿Te protegía algún nativo con el rifle cargado? Bromas aparte nunca mejor dicho lo de caza fotográfica

  2. Enhorabuena Isaac, unas fotografías magníficas y la del premio bien merecido!

Añadir comentario

*