Oriol Alamany fotografiará el eclipse total de sol en Australia

En unos días estarás volando hacia Australia. ¿Cuál es el motivo de este viaje?

Australia fue en 1992 nuestro primer gran viaje en avión a tierras lejanas. Hasta aquel año mi compañera Eulàlia Vicens y yo habíamos viajado hasta donde podíamos llegar conduciendo nuestro propio automóvil desde Barcelona: norte de Noruega y Suecia, Turquía hasta la frontera de Irán e Irak, Egipto hasta Abu Simbel, Sur de Marruecos, etc. Eran viajes agotadores pero maravillosos.

En 1992 volamos a Australia, donde estuvimos algo más de dos meses… y se nos hizo corto. ¡Nos quedaron tantas cosas por ver y fotografiar en aquel enorme país! Regresamos en 1999, esa vez algo más de tres meses. Visitamos zonas remotas, fotografiamos animales extraños, recorrimos miles de kilómetros de pistas perdidas, quedamos aislados por inundaciones tropicales… Una agencia australiana se interesó por nuestro trabajo y desde entonces representa mis fotografías allí.

En 2012 se cumplen los 20 años del primer viaje a aquel país. Teníamos ganas de volver a ensuciarnos del polvo rojo del desierto australiano y además se produjo una coincidencia: en noviembre tendrá lugar allí un eclipse total de Sol, un fenómeno natural que hace años que queremos fotografiar. Ese fue el detonante.

Llevamos un año preparándolo todo para volver a hollar el continente rojo dos meses y medio más. Será la culminación de un largo proyecto, que empezó con la publicación de varios artículos, la exposición y las conferencias “Terra Australis” fruto de aquellos primeros viajes, y que ahora culminará con un proyecto de nombre: “Terra Infinita” que une tres viajes y ocho meses de trabajo en ese país de horizontes infinitos.

Nos gustaría compartieras y comentaras alguna foto de tu primer o segundo viaje hacia aquellas tierras que de nuevo te llaman como fotógrafo.

A Australia le llaman “El Continente Rojo” y no en vano. La imagen de esta higuera arraigada en el fondo de un cañón en el remoto Parque Nacional Karijini es una de mis preferidas por cuando en poquísimos elementos muestra la esencia de lo que para mí es Australia, una mezcla de desiertos y Trópico que engancha: la roca de un color rojo insólito, contrastando con el verde ufano de la vegetación. Rojo y verde, colores complementarios en la rueda de color, que ofrecen el máximo contraste. Para rematar la fotografía por debajo, la franja de agua. No es un gran paisaje, de los que Australia tiene muchísimos, pero me gusta.

Cuando se abre tu web o blog presentas tu obra gráfica como “imágenes vivas”. ¿Podrías ampliar este concepto?

“Imágenes vivas” es lo que los publicitarios llaman un lema o slogan, la frase que define a mi empresa y su filosofía, una especie de declaración de intenciones. Fue idea de un amigo publicitario hará como 17 años, pero seguimos usándolo porque nos gusta. Como fotógrafo profesional que soy, el significado de “Imágenes” resulta evidente, pero el adjetivo “vivas” es para subrayar que hago un tipo de imágenes relacionadas con la vida, que hay sentimientos detrás de ellas, autenticidad, que se relacionan con la naturaleza y el mundo mostrando su vitalidad. Cada una de ellas lleva detrás una historia. Muestran vida y están vivas.

Antes de iniciar este viaje a Australia has entregado el original de tu próximo libro, “Foto a Foto 06”, de la  colección FotoRuta, en donde compartes toda tu experiencia fotográfica a lo largo de estos años viajeros. Elige por favor una foto de tu nuevo libro, que saldrá en los primeros meses del próximo año, que refleje tu estilo de descubrir el mundo, de mostrar tu técnica fotográfica y compartirlo imagen a imagen, todas “vivas”.

Pascua es una isla lejana, pero de la que hemos visto bastantes fotografías. Sin embargo he viajado allí tres veces, he estado semanas en esa diminuta superficie de tierra y siempre hay algo por descubrir. A mi compañera y a mí nos encanta viajar por nuestra cuenta y descubrir nosotros mismos las cosas. Y que nadie nos meta prisa a la hora de hacer fotos. Allí pudimos fotografiar sujetos aparentemente muy trillados poniendo todo el corazón en ello: pasando horas estudiando los lugares, volviendo una y otra vez, buscando luces especiales. Tampoco soy muy sofisticado de equipo. Esta fotografía por ejemplo, está hecha muy rápidamente e iluminada con lo que tenía a mano, los faros del coche. En FotoRuta 06 explico cómo he hecho más de 200 fotografías de mis viajes, cual es la historia que hay detrás, que equipo utilicé.

De la expedición fotográfica a Svalbard elige por favor y comenta una foto que refleje aquellos días. Y de paso recomiendo disfrutar del vídeo que has realizado con Pep Prats… 

De Svalbard lo más extraordinario es adentrarse por los canales que hay en la banquisa ártica, a la búsqueda de los osos polares. El primer día estuvimos muchas horas buscando sin fortuna, pero de repente encontramos un ejemplar. Y luego otro. Y luego otro más… Pudimos ver un total de seis, cada uno de ellos distinto en su fisonomía y comportamiento. Es un animal que por más que lo hayas visto en multitud de documentales, cuando lo encuentras allí, en el mar de hielo, con el horizonte que se extiende hasta el mismísimo Polo Norte, el corazón te da un vuelco. Además son animales inteligentes y curiosos que, cuando ven un barco, se acercan en lugar de huir. Este ejemplar es una hembra, fotografiada casi a la una de la madrugada con un 70-200 mm a la focal de 70 mm. ¡Estábamos fotografiándola en pijama con los anoraks de plumas encima!

Das cursos, talleres, conferencias… ¿Qué mensaje o concepto consideras más importante transmitir a la generación que quiere profesionalizarse en el mundo de la fotografía?

Para mí resulta muy difícil separar la profesión de la afición. ¿Estoy de vacaciones cuando viajo? ¿Estoy trabajando cuando me voy de excursión por los Pirineos? Eso no significa que uno no haya de darlo todo al 100%. Es un trabajo satisfactorio, pero también durísimo, que nadie se engañe. Esta profesión es un modo de vida, que nadie se meta aquí pensando en ganar mucho dinero porque se equivoca. Por otra parte, lo que no puede hacer alguien que empieza es malvender su obra a bajo precio aunque le haya costado mucho hacerla “porque soy principiante”. Una foto es válida o no lo es, independientemente de quien la haya hecho. Y si es válida para el editor, tiene un valor. Hay que mantener una cierta dignidad y defender el trabajo propio.

Ofreces copias de autor firmadas en tu página web ¿Qué salida tiene este producto en nuestro país?

¡Ninguna! Bueno, quizás no hay que ser tan radical, digamos que muy poca. En Australia ya en 1992 me sorprendieron las galerías que había en ciudades como Sydney dedicadas a la venta de obra de un fotógrafo en concreto. Y en USA recuerdo una localidad donde había galerías de al menos tres fotógrafos distintos que vendían copias de autor de tiraje limitado a unos precios que me parecieron de ensueño. De esa manera sí que uno podría dedicarse libremente a la creación personal en lugar de estar luchando por la subsistencia diaria. Ojalá en el futuro nuestro trabajo sea más reconocido y empiecen a verse galerías comercializando obras de temas de naturaleza y de viajes.

Gracias Oriol, buen viaje y espero que disfrutaremos de tus fotos de Australia y del eclipse en cualquier revista o periódico del mundo.

Oriol Alamany –  blog.alamany.com – www.alamany.com

Etiquetas: , , ,

Comentarios

  1. J.E. dice:

    Enhorabuena Oriol por tus fotografías, próximo libro y estilo personal. Buen viaje y esperamos ver esas fotos del eclipse. Estoy pensando en organizar también un viaje hacia Australia…Supongo que lo recomiendas

  2. Nuria dice:

    He disfrutado de esta entrevista casi tanto como cuando te oigo a ti en vivo contar anécdotas…. (La del japo en Isla de Pascua pe…). Espero y deseo que las sorpresas que te depare este lejano viaje sean siempre o casi siempre maravillosas y las que no, que sean didácticas y con perspectiva divertidas.
    En cuanto a las fotografías seleccionadas en esta entrevista, yo como siempre fiel a Africa… ESOS ÑUS ME FASCINAN, mezcla de fotografía y pintura, llena de vitalidad como tú muy bien defines en tu slogan “imágenes vivas”, y luego la osita y los canguritos son fantásticos, en su medio, sin límites, libres y con luces cálidas y gélidas según su entorno.
    Mucha suerte Oriol y Eulàlia en vuestra nueva aventura, y gracias Javier por tu búsqueda de entrevistas tan amenas e informativas

  3. antonio real dice:

    Gracias Oriol, por tu visión y defensa del trabajo de los fotógrafos: “Hay que mantener una cierta dignidad y defender el trabajo propio”.
    Buen viaje

  4. Felicidades por la entrevista y seguro que tu “Foto a Foto 06″ será fantástico. Mis mejores deseos en vuestro increíble viaje a Australia. Un abrazo a los dos.

Añadir comentario

*