Luis Manuel Iglesias, macrofotografía

Paciencia y tesón será nuestro baluarte; emocionémonos con los pequeños   descubrimientos que nos brinda la naturaleza y el resto vendrá solo

Tu web se abre con la siguiente frase de Víctor Hugo: “Produce una inmensa tristeza pensar que la naturaleza habla mientras el género humano no escucha”. ¿Por qué has elegido esta idea? Como fotógrafo de la naturaleza ¿te sientes no escuchado por la sociedad cuando contempla tu obra gráfica?

Esta cita de Víctor Hugo pone de manifiesto la destrucción que el hombre está ocasionando desde hace años al planeta, provocando la extinción de especies, desertificación, calentamiento global, etc. Basta ver lo que está ocurriendo en Midway. Como naturalista me afecta profundamente, y esto no va ligado en absoluto con la fotografía. Me gusta la fotografía para mostrar a los demás todo lo hermoso que nos rodea, y es un medio educacional del que no debemos prescindir, especialmente con las nuevas generaciones. Recordemos que no se protege lo desconocido, con la fotografía he logrado sacar palabras de aliento incluso para animales tan repudiados como los insectos o arañas.

Cuando contemplo el portfolio de algunos fotógrafos disfruto viajando por diversos lugares de nuestra geografía o del mundo. Tus fotografías se centran en un pequeño punto de la naturaleza. ¿Cómo seleccionas las localizaciones o temática de tus fotografías?

Desde pequeño me interesé por la naturaleza, de modo que cuando cogí mi primera cámara en las manos, sabía dónde buscar lo que me interesaba. En el caso de los artrópodos, esta es una fuente inagotable por la multitud de especies existentes, realizando descubrimientos de manera continuada.

Fotografiar en tu zona de residencia presenta una ventaja temporal, porque puedes acudir a fotografiar de un modo reiterado una determinada especie sin limitaciones. En este sentido he trabajado con algunos motivos a lo largo de años. Si vas de viaje unos pocos días, necesitaras que te avale la experiencia (localizaciones exactas, medios de transporte o naturalistas de la zona que nos sirvan de guía) y algo de suerte para conseguir resultados mínimamente satisfactorios.

Leyendo los textos de las fotografías de tu amigo Jorge Sierra, también fotógrafo exclusivo de la naturaleza, en su libro “Foto a Foto 03”, llegaba a la conclusión de que una de las cualidades que os exige esta profesión, es además del amor y respeto a la naturaleza-,  la virtud de saber esperar… ¿Cuál ha sido la imagen que más tiempo o dificultad te ha supuesto?

Efectivamente una de las cualidades de un buen fotógrafo de naturaleza y especialmente de fauna, ha de ser la paciencia. Esto Jorge lo sabe muy bien, ya que es un fotógrafo que practica mucho la técnica del acecho, surgiéndole oportunidades en las que ha de estar tremendamente atento durante un suceso concreto. Para ello hemos de estar muy familiarizados con nuestro equipo, y que la elección de parámetros no exija una gran inversión de tiempo, pues para entonces la acción puede haber acabado.

Las imágenes que posiblemente tardo más en realizar, son aquellas que visualizo previamente. Para conseguirlas hay que esperar el momento justo y no dejarlo pasar, un ejemplo es la serie de libélula de esta entrevista. Ocurre cuando ocurre y para captarlo debes estar en el preciso momento y saber lo que has de hacer.

En el 2006 publicas tu primer libro que refleja tu tierra, “A Coruña, tan cerca de la naturaleza”. En la actualidad tienes otras dos obras en preparación. ¿Podrías comentarnos los nuevos proyectos?

Llevo varios años trabajando simultáneamente en dos libros. Uno de fotografía en movimiento, plasmado bien a través de una solo imagen o de una sucesión de fotografías que en conjunto muestran continuidad, como esta serie de libélula en la que despliega las alas para alcanzar el medio aéreo. Me interesa de manera importante volcarme en los aspectos técnicos, que sirvan de ayuda especialmente a amantes y aficionados a la naturaleza y fotografía.

Mi segundo trabajo sería un libro muy específico de macrofotografía. Es esta una especialidad en la que he profundizado durante los últimos doce años y a la que todo el mundo tiene acceso. De nuevo me centraré en aspectos técnicos, haciendo especial hincapié en la iluminación. Fotografiar águilas reales no está al alcance de todos, pero si la conspicua mariquita, y las salidas en grupo al campo para hacer macrofotografía nos brindarán experiencias inolvidables con amigos.

Qué recomendarías a un aficionado a la fotografía que quiera adentrarse en el campo de la macrofotografía.

Mi recomendación para el que se adentra en el mundo de la macrofotografía, es ante todo que lo disfrute, que no se desespere porque al principio no salga como queremos. Paciencia y tesón será nuestro baluarte; emocionémonos con los pequeños descubrimientos que nos brinda la naturaleza y el resto vendrá solo. También nos debemos de esforzar en aprender a manejar el equipo y sus diferentes componentes. Pero este proceso de aprendizaje ha de ser gratificante por la emoción de aprender cosas nuevas que nos conducirán finalmente a las imágenes tan deseadas.

De todos los premios fotográficos que has obtenido ¿Cuál te sorprendió o hizo más ilusión?

Personalmente creo que participar en concursos de índole internacional posiciona tu trabajo a un determinado nivel y esto, además sirve de plataforma como fuente de motivación para intentar mejorar de manera constante. Estos concursos son por regla general muy exigentes, haciendo petición de los archivos raw y con ello no dejando lugar a duda sobre la autenticidad y el trabajo de un autor, y esto tiene mucha importancia hoy en día, por la facilidad de medios de manipulación existentes.  Además, es una manera de deleitarse contemplando imágenes fascinantes de otros  autores.

http://www.luismanueliglesias.com/publicaciones/47-fotografia-de-aproximacion-en-la-naturaleza.html
http://imagesfromtheedge.com/blog/?p=5222

 

Etiquetas: ,

Comentarios

  1. J.E. dice:

    Todo un arte de técnica y paciencia. Enhorabuena.

  2. Enhorabuena por tu impresionante trabajo Luis Manuel!!!

  3. Hola
    Corto y pego
    una de las cualidades que os exige esta profesión, es además del amor y respeto a la naturaleza-, la virtud de saber esperar…

    No sabia que esta es tu profesion.

  4. Pues después de unos años estoy buscando este libro de Luis Manuel y creo que ya se encuentra agotado, es una pena porque me encantaría leerlo.

    Por cierto el enlace a su página web está roto, creo que no debió de renovar el dominio ¿¡¡¡¡?

    Un abrazo fotográfico.

Añadir comentario

*