Sin miedo al flash

José Antonio Fernández crea una guía desde el manejo básico a la iluminación más avanzada



¿Cómo surge la idea del libro Sin miedo al flash?

Debido a mi faceta docente y gracias a la alta frecuencia con la que suelo realizar cursos de iluminación con flashes de mano, he tenido la oportunidad de conocer muy directamente los problemas y miedos a los que se suelen enfrentar los fotógrafos en relación a esta materia. El número de alumnos interesados en el flash se ha incrementado al mismo tiempo que la tecnología ha ido evolucionando para hacer más sencillas las cosas al fotógrafo que está empezando. Las preguntas que se formulan en clase no varían mucho de un curso a otro, independientemente de si el que las plantea es un alumno aficionado o profesional. Por este motivo, no me resultó difícil visualizar una serie de contenidos con un orden y una estructura concreta, ideales para servir de guía para el manejo del flash y resolver todas estas dudas.

Desde luego, fue el contacto con los alumnos lo que me motivó a escribirlo. La forma y estructura del libro está basada en las necesidades de cientos de fotógrafos con los que he mantenido conversaciones acerca de innumerables situaciones de luz. El proyecto se planteó como si de un curso se tratase. Por otro lado, para poder destinarlo tanto a fotógrafos principiantes como a profesionales avanzados, se decidió emplear una estructura basada en unidades didácticas que incluyera una gran cantidad de contenidos muy completos que quedarían apoyados por cientos de fotografías de ejemplo, diagramas y esquemas, así como un capítulo completo dedicado a sesiones reales con explicaciones detalladas de cómo se resolvieron.

¿Qué tipo de iluminación utilizas para tus trabajos profesionales, flashes de mano o de estudio?

Cuando trabajo en el estudio, por un tema de potencia, cobertura y comodidad, utilizo los grandes flashes que se conectan a la red; en exteriores, a veces trabajo con un generador portátil con estos mismos flashes y otras, prefiero emplear los flashes de mano. Independientemente de si uso un tipo u otro de luz, en muchísimas ocasiones combino las dos fuentes pues se compaginan a la perfección.

Hay quien considera al flash de mano como una herramienta menos profesional que los equipos de iluminación de estudio. Lo cierto es que cada trabajo tiene unas necesidades lumínicas diferentes y cada fuente de luz posee sus virtudes y limitaciones.

Un flash de estudio puede tener una mayor cobertura que uno de mano, por eso podemos acoplar modificadores de luz mucho más grandes. El flash de mano no es capaz de llegar a esos niveles de cobertura aunque sí puede transportarse de una manera más cómoda y colocarse de una forma menos aparatosa en pequeños rincones donde un flash grande sólo ocasionaría problemas.

Creo que usar una u otra fuente de luz no es determinante, cada una tiene sus ventajas e inconvenientes y hay que sacar partido a cada situación y adaptarse a los recursos con los que se cuente en ese momento.

En el libro aparecen muchas fotografías de actrices y actores, ¿cómo ha resultado la experiencia?

Los actores, por su profesión, son imaginativos e improvisan de maravilla. Trabajar con ellos siempre es positivo, proponen retos interesantes, utilizan sus cualidades interpretativas para alcanzarlos y, por si fuera poco, aguantan muy bien las sesiones más largas. Los papeles que interpretaron en las producciones fueron de lo más variado: desde un joven  pseudovampiro a una glamurosa Gilda pasando por una luchadora con katana al estilo de Kill Bill, entre otros.

Recuerdo que fue un placer trabajar con Ángel Pardo, el cielo acompañó y él lo hizo fenomenal, creo que no tengo ni una sola foto mala de esa sesión.

¿Qué expectativas tienes acerca de los avances tecnológicos en el flash de mano y cómo crees que van a influir en la fotografía?

La evolución de los equipos de iluminación en el campo tecnológico está llevando a los flashes de mano a una mayor versatilidad. Canon ha sacado un modelo de flash que se puede sincronizar con la cámara mediante una señal de radio, Metz ha incorporado una pantalla táctil en uno de sus flashes… Al mismo tiempo, en el mercado de accesorios cada vez existen más modificadores de luz adaptados a las pequeñas unidades lumínicas que antes sólo eran propios de los flashes de estudio.

Por otro lado, los equipos de estudio están tendiendo a reducir su tamaño para hacerse más portátiles e incluso ofrecen soluciones que comienzan a tener grandes similitudes con los flashes de mano. Supongo que al final, las dos tecnologías (los flashes de mano y de estudio) irán acercándose paulatinamente hasta fundirse en un único producto que reúna las virtudes de ambos.

Sabemos por tu anterior libro, Foto a foto 04, que trabajas habitualmente en equipo con la fotógrafa Rosa Isabel Vázquez. ¿Cómo ha sido la experiencia de un proyecto en solitario?

Siento este libro como un proyecto en equipo, es una lástima que sólo lleve mi nombre. Nunca trabajo en solitario, lo hago prácticamente todo con Rosa y, sin ella, es probable que esta obra no hubiera sido posible. Rosa ha estado en casi la totalidad de las sesiones y me ha ayudado en todas las fases del libro. Los asistentes de fotografía (Edu, Dani, Lorenzo, Arkaitz, Landher), las maquilladoras (en especial, Inma y María) y el resto de colaboradores, han contribuido de forma muy importante también. Realizar todas imágenes para este proyecto ha sido una labor casi titánica en la que cada una de las fotografías lleva detrás el trabajo de muchas personas.

También me gustaría destacar la maquetación y diseño del libro por parte de Juan Carlos González Pozuelo, que ha sido impecable.

Por todo ello, no puedo hablar de una experiencia en solitario, creo que pocas veces uno se siente tan arropado por un equipo tan excelente.

Tengo entendido que has vivido anécdotas curiosas durante algunas de las sesiones de fotos incluidas en el libro, ¿puedes contarnos alguna?

Planteamos una pequeña producción con una modelo vestida y maquillada como una joven oriental a la que situamos tras una mesa llena de pequeñas velas encendidas. No esperaba que las llamas desprendieran tanto calor (colocamos más de 50) pero, después de hacer apenas tres fotografías, la cera estaba completamente líquida y varias llamas se habían unido produciendo  una especie de efecto “sartén con aceite ardiendo”. Alejamos a Diana de la mesa y comencé a soplar, como el lobo feroz de los tres cerditos, para sofocar las llamas sin obtener buenos resultados. Para hacer más jocosa una situación tan peligrosa, aquel día era mi cumpleaños y allí estaba yo, soplando unas velas sin tarta y sin poder pedir un deseo. En un intento absurdo de apagar las llamas derramamos un vaso de agua sobre la cera con una pésima consecuencia: la cera chisporroteó y saltó, causando quemaduras leves a Rosa y todo se llenó de humo. No pasó nada más pero decidimos que ya habíamos tenido suficiente encuentro con las velas y optamos por salir a la calle y dar un giro a la sesión.

En otra ocasión, casi inundamos el plató de agua realizando fotografías de alta velocidad con un profesor de Full Contact y, en otra sesión, lo pusimos todo perdido de harina con un actor. Pero siempre ha resultado positivo, lo cierto es que guardo un recuerdo muy especial de lo que ha sido la gran experiencia de llevar a cabo este proyecto.

A la venta desde el martes 20 de noviembre de 2012
ISBN: 978-84-15131-21-2
Formato: 170x240mm
Páginas: 256 a todo color
PVP: 24,90 Euros

www.fotoruta.com

 

 

.

Etiquetas: , , , , , , ,

Comentarios

  1. J.E. dice:

    Por fin un libro sobre el flash y por un fotógrafo español. El vídeo demuestra que el autor se lo ha currado de verdad. De entrada mi apoyo como aficionado.

  2. Enhorabuena José Antonio, un gran trabajo que va a ser muy útil para muchos!!!

  3. Gonzalo Cid dice:

    Tuve la ocasión de aistir al curso de iluminación en estudio con José y el tio además de majete (y con mucha paciencia) es un máquina. Este libro promete.

  4. Jose Antonio dice:

    Tambien lo saldra en AppStore.

  5. Roger dice:

    Sabeis cuando estará en la appstore? O si se puede comprar en pdf? Me interesa mucho!!!

  6. FotoRuta dice:

    Por las características especificas de este libro de maquetación, diagramas, ejemplos, cantidad de fotografías, etc. no será posible realizar una edición electrónica, al menos, en un plazo corto de tiempo.
    No obstante si realizamos alguna edición electrónica en un futuro, lo comunicaremos a traves de nuestra web y lista de correo.

  7. Roger dice:

    Acabo de comprarlo via web, espero que si sale la version digital tenga un descuento, que me interesa mas en digital que en papel.. :))
    A ver cuando me llega, que ganitas!!!

  8. Mariano dice:

    Hacia falta un libro con la claridad de ideas y conocimietos,como el que ha escrito y documentado José Antonio.

    Tengo ademas pendiente asistir a uno de tus fantasticos Cursos de flash

    Enhorabuena

Añadir comentario

*