Antonio Real, paisajes con alma

“Las fotografías que más me conmueven me transportan a un reino emocional en el que mi experiencia deja de ser verbal”. (G. Rowell)

Sierras-del-Segura

En tu página web titulas tu obra “Paisajes con alma”. ¿Cómo se compone ese espíritu con una máquina en las manos?

Antes de coger la cámara tiene que haber un sentimiento que te motive, y los sentimientos salen del alma. Paisajes con Alma es  mi manera de entender el paisaje y la naturaleza,  el alma del fotógrafo y alma del paisaje tienen que estar conectadas para que surja una foto que transmita algo, que emocione a quien la contempla. Los fotógrafos intentamos explicar con palabras un sentimiento que yo al menos no llego a explicar con palabras. Dentro de cada gran fotógrafo hay una fuerza interior superior a cualquier cosa imaginable, la pasión. Yo puedo explicar cómo hice una foto: fui al sitio… tuve suerte con la luz… la compuse así y con este o el otro diafragma…. pero no sé explicar lo más importante de la foto que es el sentimiento que hay en ella.   Galen Rowell, al que considero mi maestro en la fotografía de paisaje, en su libro Luces de Montaña, dice: las fotografías que más me conmueven me transportan a un reino emocional en el que mi experiencia deja de ser verbal.

¿La técnica digital ayuda en ese recorrido creativo?

Creo que en algún tipo de fotos,  poder verla  en el  instante de hacerla te permite mejorar el resultado, pero no aumentar la creatividad, eso se lleva dentro o no se lleva.  Mis mejores fotos están hechas antes de la era digital, no sé si eso explica la pregunta. Galen Rowell de nuevo, en el mismo libro Luces de Montaña, dice así en 1994 con respecto a las nuevas tecnologías: “Los estilos fotográficos basados en las calidades de la luz y de las formas continuarán siendo válidos independientemente de cómo evolucionen las tecnologías”

Amapolas.AntonioReal

Es una de tus fotos en el libro “Consigue Paisajes Espectaculares”. Coméntanos la creación de esta imagen y tu camino desde que en el 93 y de modo autodidacta te has dedicado a tiempo completo a la fotografía.

Esta imagen es un ejemplo de cómo a veces la fotografía escapa a todas las explicaciones que podamos dar sobre ellas. La foto la hice una  tarde de junio de forma fortuita, cuando una amiga de mi mujer se presentó en casa a las 6 de la tarde para dar un paseo por el campo. Yo cogí la cámara con el objetivo 80-200, por si acaso.  Las mujeres iban charlando y yo mirando el trigal y las amapolas que brillaban a contraluz. Cuando vi esta foto me detuve un momento y disparé 3 o 4 fotos a mano alzada, con las condiciones de luz al límite para el objetivo que llevaba. Aquella tarde hice  esta foto por casualidad, coincidimos las amapolas y yo en un momento determinado, y surgió la magia.  Otras veces salimos a buscar una determinada foto y no la vemos.

Mis comienzos. Resumiendo diré que me compré la primera cámara de fotos en 1992 con el dinero que dieron al despedirme de la fábrica donde trabaja. Como un amigo tenía una Nikon 401,  yo dije que compro una cámara y me voy con el hacer fotos. Me compré una Yasika 108, y a los 2 meses la cambié  por una Nikon f801s. Eso ya era una máquina de hacer fotos. Era tanta la pasión que la fotografía despertó en mí que decidí dejar todas las actividades de mi tiempo libre y me centré en hacer fotos y estudiar los resultados con apuntes que iba tomando. En aquel año estaba suscrito a la revista Altaïr y en el nº 5 publicaban un amplio  reportaje sobre Alaska y Yukón, y me obsesioné tanto con aquellas tierras salvajes y heladas que en agosto de 1993 estaba en Yukón con mi novia Piedad que ahora es mi esposa. Al regreso hable con la agencia Age Fotoctock para ver si podía enviarles fotos. Al poco recibí  un dosier de la Agencia que no lo ponía nada fácil, menos para un aficionado, me dije bueno, voy a enviar una selección de fotos y pruebo suerte. Cuando me comunicaron que habían seleccionado 22 fotos, algunas de ellas  del Yukón, me dije, adelante tu puedes, voy a ver si puedo ir vendiendo fotos y publicando reportajes de viajes, y así poco a poco hice de mi afición mi profesión.

Laguna-de-Somolinos

Impartes cursos de fotografía y el próximo según veo anunciado será el 17 de febrero en Almansa. ¿Cuál es el primer y el último consejo que das a los aficionados que se quieren dedicar al mundo de la fotografía en la Naturaleza?

El mejor consejo es que se dejen guiar por sus sueños y que trabajen duro. Realmente para dedicarte a esta profesión tan maravillosa tienes que sentir una pasión enorme por la naturaleza y la fotografía, porque este camino sin pasión no se aguanta fácilmente. El último que no regalen sus fotos. Hay mucha gente aprovechada.

¿Qué fotógrafos o estilos pones también como referencia en este campo?

Galen Rowell para mí ha sido el fotógrafo que a marcado un estilo en la fotografía de naturaleza, sobre todo en los paisajes de montaña, donde fue pionero en el estudio de los fenómenos de la luz natural en las grandes montañas de la tierra.

Ricardo Vila a parte de admirarlo como persona, es un fotógrafo que siempre me sorprende por su dedicación e investigación de la iluminación  con flases y la calidad tan exquisita y limpieza de sus fotografías y sus libros.

Almendro-al-amanecer

En tu portfolio dedicas una sección a la India. ¿Qué puede más en aquel país y cultura, la naturaleza o el apabullante y contrastado mundo de las ciudades y su folcklore?

Este viaje a India fue más espiritual que fotográfico. Nos movimos por el río Ganges al sur de los Himalayas, por lo que descubrí la naturaleza fluyendo a su ritmo, en su estado salvaje, sin intervenir por el hombre, y eso impresiona. Pero el apabullante mundo de las ciudades y sus gentes, caló todavía más hondo que la naturaleza. Es un choque bestial, te rompe todos los esquemas y no sabes muy bien como encajar el puzle, ves a la gente pidiendo limosna, lavando la ropa  en un cubo de basura, y haciendo sus necesidades en la calle, pero sin embargo no ves en sus  caras la   preocupación y la seriedad que se ven en los occidentales, eso es lo que rompe tus esquemas.

¿Qué país o ecosistema te gustaría descubrir con tu cámara?

Los extremos del  planeta: Alaska, Canadá, Groenlandia, Siberia o Patagonia.

Lagunas-de-Villafranca-de-los-Caballeros

Has escrito o participado en la edición de 20 libros y otros proyectos audiovisuales. ¿Cuánto tiempo te costó ver publicada tu primera fotografía?

Dos años. Fue en la revista FV nº 69, en la sección fotos comentadas. Era una foto vertical de la luna reflejada en el río Yukón, en Whitehorse, Canadá.

¿Cuáles son tus próximos proyectos?

Seguir mostrando la belleza del mundo natural y compartir mi experiencia y conocimientos de fotografía de paisajes en  la nueva etapa que empiezo justo en estos momentos con cursos on-line, talleres presenciales, viajes fotográficos. También podría explicarte porque este cambio en mi vida, pero no quiero aburrir a nadie. Y aparte tres proyectos de libros: el más importante es Paisajes con Alma, donde quiero mostrar mis 100 mejores fotografías durante estos 20 años de profesión que cumplo ahora en 2013, el texto del libro es lo más complicado porque quiero hablar del lado interior que hay en mis fotos. Los otros dos libros son de la Serranía de Cuenca y otro con un Banco.

Antonio Real Hurtado
www.paisajesconalma.com

Etiquetas: , , , ,

Comentarios

  1. Enhorabuena Antonio, estoy de acuerdo contigo en la forma de vivir la fotografía y la pasión por el paisaje. Incluso con las ideas y “luces de montaña” del maestro Galen Rowell. Un abrazo

  2. Malena dice:

    Sabes que tus fotos nos motivan a empezar un nuevo día. Gracias.

  3. J.E. dice:

    Me encantará conocer y disfrutar de tu nuevo libro. Espero conseguir fotos de paisajes parecidas…o casi.

  4. antonio real dice:

    Muchas amigos, Malena al escuchar comentarios como el tuyo no me cabe ninguna duda: mereció la pena seguir los impulsos de corazón y dejarse llevar por los sentimietos y no por la razón.

  5. Marco Antonio dice:

    Um bellismo trabalho com jeito de alma natural .

Añadir comentario

*