“Su posadero favorito” y “Un momento zen” por Jorge Sierra

Jorge Sierra, autor de “Foto a Foto 03”, es un profesional de la fotografía galardonado en diversos concursos internacionales. En cada foto seleccionada para esta obra desvela un aspecto para mejorar tu técnica fotográfica

Ofrecemos ahora la foto y texto de las páginas 17 y 95 de su obra.

Su posadero favorito

17

El abejaruco es una de nuestras aves más fotogénicas. Es una especie migratoria que llega a nuestro país a primeros de abril y se marcha a comienzos de septiembre. Para fotografiarlo con éxito, lo primero es localizar una colonia y si es necesario, obtener el permiso correspondiente. Dado que construyen sus nidos en taludes de tierra generalmente en la orilla de un río, basta con colocar el hide a una distancia prudencial (unos 10 metros estará bien, luego lo podremos acercar si es necesario) y comenzar una sesión. Como será tónica de las fotos hechas desde hides o aguardos, siempre hay que entrar con las primeras tenues luces del día para evitar molestias innecesarias a las aves ya que, además, nuestra sesión fotográfica será mucho más fructífera.

Recomiendo dejar el hide dos o tres días antes de nuestra entrada en el mismo, para que las aves se acostumbren al nuevo elemento en el paisaje. Es primordial retirar el hide inmediatamente si observamos un comportamiento receloso de las aves, aunque esta especie tolera bastante bien la presencia del hide. En una silla plegable lo más cómoda posible y con la cámara y el tele ya montados en el trípode, podremos dar comienzo a la sesión de abejarucos. Pronto nos daremos cuenta de que cada pareja tiene una “percha” o rama favorita donde se posan una y otra vez. Ahí estará la clave para ejercitar nuestros reflejos fotográficos con los frecuentes vuelos de entrada o salida.

Objetivo: Teleobjetivo Fijo 500mm
Distancia focal real: 750mm
Sensibilidad: ISO 200
Medición: Matricial
Exposición: Automática con prioridad de abertura
Diafragma: f/4
Velocidad: 1/3000
Compensación de la exposición: -1,7
Balance de blancos: Manual
Otro material: Hide y trípode
Época: Primavera

 

95

Un momento zen

Es lo que parece reflejar esta imagen de una libélula fotografiada con el sol a punto de ocultarse en el horizonte. Era verano y estaba buscando motivos fotográficos en una laguna en la finca que suelo frecuentar en la provincia de Toledo. Primero fotografié a contraluz a una ranita meridional en unos pequeños juncos, hasta que me di cuenta de que había varias libélulas posándose en la punta de los juncos que recorrían la orilla. Cambié el macro por el zoom 70-200 con el duplicador acoplado para intentar retratar alguna a contraluz.

Como indiqué en otra imagen, esta combinación óptica permite colocarse a cierta distancia del motivo a fotografiar, obteniendo sin embargo un efecto parecido al del objetivo macro. Estuve haciendo varias fotos a contraluz, compensando la exposición según el fondo que tenía. El sol quedaba ya muy bajo y comprobé que una libélula se posaba una y otra vez en el mismo junco, por lo que me ubiqué de tal manera que el sol cayera justo por detrás. El resto era cuestión de que se posase en el instante cuando el día estaba a punto de decir adiós. Parecía que no lo iba a hacer, hasta que la vi posarse a través del visor, mientras realizaba un enfoque previo a la punta del junco. Disparé unas diez fotos antes de que el sol se ocultara definitivamente.

Primer Premio en la categoría de Macrofotografía de FOTOCAM 2010 (España)

 

Objetivo: Zoom 70-200mm y teleconvertidor 2x
Distancia focal real: 340mm
Sensibilidad: ISO 200
Medición: Matricial
Exposición: Automática con prioridad de abertura
Diafragma: f/8
Velocidad: 1/1250
Compensación de la exposición: -1,3
Balance de blancos: Automático
Época: Verano

Comentarios

  1. J.E. dice:

    Y enhorabuena por tu nuevo proyecto Jorge

Añadir comentario

*