La magia de la fotografía de producto y publicidad

Miguel Merino autor de este título en la nueva serie de FotoRuta

SIMULA_libro_50_Producto

 ¿Por qué escribir este libro?

A lo largo de mis años de aprendizaje, eché mucho en falta la disponibilidad de libros sobre fotografía de producto y publicidad de los que pudiera aprender de verdad. Por ello, esta obra pretende llenar una laguna que creo que existe sobre esta temática. Además, explico no solo cómo se hizo una fotografía, sino también —y sobre todo— el por qué se hizo así y no de otra manera. Esto es clave para poder realizar cualquier proyecto en este campo.

01

¿A quién le puede ayudar esta edición?

El libro va dirigido a un amplio espectro de personas: desde el fotógrafo profesional que se dedica a otras especialidades y que quiere ampliar su campo profesional, pasando por aficionados avanzados que desean dedicarse a la fotografía profesional, o también a cualquier persona que en su desempeño profesional tenga que manejar, valorar o contratar fotografías de producto o publicitarias.

02

En este campo de la fotografía ¿qué es más importante, la técnica o la experiencia?

¡Ambas, sin duda!  La técnica te permite conocer  todas las opciones que tienes disponibles (métodos, equipos, etc.) y saber cuál es el más adecuado. Es el cómo de la ecuación. La experiencia, en cambio, es la que te permite saber dónde y cuánto. Pongo un ejemplo: puedes conocer la técnica de la retroiluminación, pero sin experiencia, no sabrás exactamente dónde–y con qué potencia -colocar los flashes, qué posición y parámetros de la cámara utilizar, etc. Estos son los matices que hacen que una fotografía sea mediocre o excelente.

03

¿Y el equipo fotográfico?

De eso hablo extensamente en el capítulo El equipo fotográfico: mitos para desterrar. Creo que muchas veces la falta de información, junto con la eficaz labor de marketing de muchos fabricantes, hace que se propaguen ideas erróneas y se equivoquen las prioridades o -lo que es peor- suponga un freno o un obstáculo en el progreso de muchos fotógrafos –especialmente de los aficionados.

04

¿Cómo se despierta la ilusión profesional por la fotografía?

Detrás de cada buen fotógrafo –profesional o aficionado- hay una pasión por lo que hace. No es una actividad cualquiera: es una vocación. Y como todas las disciplinas creativas, necesita la presencia de tres requisitos fundamentales: el talento, el conocimiento (técnica y experiencia) y la motivación. Con este libro he querido despertar –o avivar- esa pasión, interés y curiosidad que habitan en las personas creativas, para que junto con las técnicas e ideas que propongo en el libro, sean un catalizador que ponga en marcha ese proceso misterioso que llamamos ilusión, y que, en definitiva, es lo que hace que la vida sea más plena.

05

¿Cómo llegaste a la fotografía?

Cuando tenía quince años, un día en el colegio, un amigo me invitó al laboratorio fotográfico. Quedé fascinado por el proceso que presencié. Me pareció mágico y muy sugestivo. Poco después me compré una réflex Zenith en Porta Portese (el rastro de Roma). Y ahí empezó mi pasión por la fotografía. Después de pasar mi adolescencia retratando una ciudad tan monumental y hermosa como Roma, me fui a vivir a Madrid donde, a mediados de los noventa, retomé la fotografía, justo cuando empezaba la era digital en la fotografía. Las formidables posibilidades de la nueva tecnología, en especial las infinitas puertas que abría el retoque digital, avivaron mi ilusión –y mi curiosidad- y tras dos años de aprendizaje autodidacta, decidí cambiar de rumbo mi vida profesional y creé MSTUDIO. Los inicios son siempre difíciles, pero la ilusión y la motivación eran muy fuertes. En pocos años conseguí una cartera de clientes satisfechos y –lo que es más importante- me pude dedicar a lo que siempre me había apasionado: la fotografía.

06

Etiquetas:

Comentarios

No hay comentarios aún, publica el primero.

Añadir comentario

*