EL NECESARIO ARTE DEL REVELADO

Fran Nieto publica su nueva obra con 1300 ilustraciones que lo explican paso a paso

El título hace alusión al revelado, una palabra muy vinculada a la fotografía química, ¿se adapta también a esta época digital?

Yo creo que sí, el fundamento es el mismo. Mediante el revelado hacemos visible lo oculto. En fotografía química conseguimos que la imagen latente de nuestra emulsión se materialice en una cubeta gracias a un revelador. Con las cámaras digitales las imágenes se almacenan como valores numéricos, para que se transformen en una verdadera imagen es necesario un software de revelado. Lo que ha conseguido la revolución digital es poner al alcance de todo el mundo algo muy elitista hace 20 o 30 años.

¿Cuál es el peso entre revelado y edición que tiene el libro?

Empezamos por un capítulo sobre nociones generales de fotografía digital. Son conceptos que en muchas ocasiones no conocemos en profundidad, como he podido constatar en los muchos cursos sobre procesado que he impartido.

Continúa con las herramientas básicas de revelado. Detallando con una enorme profundidad el uso de cada una para poder obtener los mejores resultados con la mínima intervención posible. Avanzamos con los ajustes locales que nos permiten los programas Camera Raw y Lightroom. En las últimas versiones tienen tanta capacidad que para muchos usuarios no será necesario ir más allá.

En los dos siguientes capítulos pasamos al proceso de edición en Photoshop. Es un programa que tiene una enorme sutileza para realizar ajustes de todo tipo, que permitan que nuestro mensaje resulte claro al observador. Avanzamos en la creación de imágenes en B&N, ajustes de color, virados, ajustes por máscaras de luminosidad, burning and Dodge, retoque de retratos, HDR, panorámicas…

En la última parte hablamos de la necesidad de modificar el tamaño de la imagen para el destino en que se va a utilizar y la aplicación de diferentes métodos de enfoque para que los detalles que contiene luzcan como deben.

También incluye un completo capítulo sobre gestión del color.

La gestión del color es una asignatura pendiente para muchos fotógrafos. Con su ayuda podemos mantener controlado el color desde la captura a la copia final. Es un tema con una jerga muy específica que ahuyenta a muchos usuarios. He intentado simplificarla, pero manteniendo el rigor, para que cualquier fotógrafo adquiera todos los conocimientos precisos para conseguir resultados de calidad.

El libro cuenta con muchas imágenes, ¿cómo se eligieron?

Creo que es uno de los libros más ilustrados sobre el tema. Son casi 1300 ilustraciones que permiten avanzar al usuario por los diferentes menús y configuraciones sin perderse en ningún momento. Partí de 1000 fotos candidatas a ilustrar el libro. Al final se cribaron ante todo por criterios didácticos pero manteniendo una estética atractiva y una amplia variedad de temas. Tenía ganas de incluir muchas fotos que fue necesario dejar fuera, porque su revelado o edición no aportaban cuestiones de interés para el lector.

También cuenta con más de dos gigas de contenidos extra.

Sí, he incluido los raw de casi todas las fotos del libro, con lo que se puede seguir cada ejemplo sin problema y ver en casa cómo va cambiando la imagen. Debido a las limitaciones de la impresión actual a veces es difícil apreciarlo sobre el papel, pero es imprescindible aprender a valorar matices muy sutiles para seguir avanzando. En los casos en que consideré que podía ser necesario también he incluido los PSD con todas las capas que incluye la versión impresa en el libro. En total son casi 100 archivos que creo pueden facilitar mucho el aprendizaje.

Los procesos que explico que serán de utilidad para su uso diario también se han incluido en una serie de acciones, para su descarga.

Etiquetas: , , , , ,

Comentarios

No hay comentarios aún, publica el primero.

Añadir comentario

*